Modelo innovador de Gestión Integral de Servicios Sociales en Castilla y León

0
30

El proyecto GIRESS (Gestión Integral del Residente de Servicios Sociales) es una herramienta de apoyo para la actividad asistencial de los centros residenciales, que pretende mejorar la atención y calidad de vida de las personas mayores, ya que ofrece a los profesionales una información detallada de su estado de salud y de las prescripciones médicas y farmacéuticas. Además de aportar una visión integral del residente, permite la continuidad asistencial entre los distintos turnos de trabajo del centro y mejora la comunicación entre los profesionales sanitarios de la Gerencia de Servicios Sociales y de la Gerencia Regional de Salud (SACYL).

 

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha señalado  durante la visita que ha realizado hoy a la Residencia Asistida de Personas Mayores “La Rubia” (RASVA) en Valladolid, que el martes 5 de noviembre, comenzará la formación y las pruebas para la puesta en marcha del proyecto GIRESS. Una medida que cuenta con múltiples ventajas tanto para los usuarios como para los trabajadores, ya que los centros residenciales podrán utilizar el sistema de historia clínica hospitalaria (Jimena 4), de prescripción farmacéutica hospitalaria y de interconsultas sanitarias, lo que permitirá reducir el número de derivaciones de residentes a los centros hospitalarios. El proyecto GIRESS forma parte de la plataforma ARGOSS que también busca la mejora de la atención de las personas con enfermedad crónica en situación de dependencia, ya sea en su domicilio o en centro residencial y que necesitan atención simultánea en materia de sanidad y servicios sociales.

Isabel Blanco ha destacado el compromiso de la Junta de Castilla y León con las personas mayores y ha reiterado que “ellos nos lo han dado todo y ahora nosotros se lo tenemos que devolver, procurando mejorar su bienestar y calidad de vida. Por ello, en esta legislatura aprobaremos una Ley de Atención Residencial que incorpore el modelo de atención personalizado “En mi casa”, que seguiremos implantando, mediante la adaptación de los centros y la formación de los profesionales que trabajan en los mismos”

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades ha puesto como ejemplo la atención que se presta en la Residencia Asistida de Personas Mayores “La Rubia”, que cuenta con 300 plazas residenciales para personas mayores dependientes, 15 de estancia temporal, 12 plazas en unidad de convalecencia sociosanitaria, 36 de estancias diurnas (en horarios de mañana, tarde y fin de semana) y tres plazas de respiro familiar. Blanco además ha agradecido la importante labor que llevan a cabo los casi 250 profesionales que trabajan en esta residencia.

 

 Actuaciones realizadas en la Residencia de Mayores “La Rubia”

La Residencia Asistida de Personas Mayores “La Rubia” (RASVA) lleva 30 años atendiendo a las personas dependientes y se considera un referente en la asistencia de calidad, integral y personalizada a los mayores. La Junta de Castilla y León ha llevado a cabo diversas actuaciones de renovación y mejora de las instalaciones e infraestructuras del centro, con el objeto de alcanzar una optimización, modernización, y adecuación del inmueble, bajo criterios de funcionalidad y eficiencia energética.

De hecho, en 2018 y 2019 se ha invertido 1,2 millones de euros en dichas reformas, de los que 410.000 euros se han destinado a la implantación de una unidad de convivencia en la primera planta, que asiste a 16 residentes, con este modelo de atención centrado en la persona. Asimismo, dentro de este proceso de renovación continuada está previsto que en 2020, se inicie la licitación del proyecto que permitirá crear otra unidad de convivencia, para que los mayores sigan manteniendo el control de su vida, se respeten sus derechos y decisiones, y no se interrumpa de forma brusca su proyecto y modo de vida anterior.

A finales de 2020 además, se procederá a la remodelación de la planta baja y se reubicarán diversas dependencias, como las salas de estar. Con una inversión prevista de 913.000 euros (300.000 euros para la nueva unidad de convivencia) se construirá una biblioteca, una sala de estar, una de informática, una peluquería y además, se reformará la cafetería que tendrá salida directa al jardín. Todas estas reformas pretenden hacer de la residencia un lugar grato y confortable, lo más parecido al propio hogar, humanizando aún más la atención que se presta a nuestros mayores.

 

 

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here