Castilla y León mejora la calidad de vida de las personas mayores en el medio rural con el programa “A gusto en mi Casa”

0
39

En el Día Internacional de las Personas Mayores, la consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Isabel Blanco, ha visitado Las Navas del Marqués (Ávila), localidad en la que se ha implantado este programa piloto e innovador, cuyo objetivo principal es que las personas mayores con dependencia, discapacidad o enfermedad crónica que residen en el medio rural, y muy especialmente las que viven solas, puedan permanecer en sus hogares el tiempo que deseen contando para ello con los apoyos, servicios y prestaciones que precisen. El proyecto, en el que participan más de 100 personas, comenzó a implantarse en enero de 2018 y se extenderá hasta el mes de diciembre de 2020, cuenta con un presupuesto de cuatro millones de euros, y ha generado 45 empleos directos (de ellos 40 asistentes personales) y 26 indirectos que contribuyen a fijar población en el medio rural.

La jornada “A gusto en mi casa”, en la que han participado una treintena de profesionales, ha servido para hacer conocer el desarrollo de este nuevo modelo de intervención, que supone una alternativa real para las personas mayores que deseen continuar viviendo en sus domicilios y en su entorno. Un proyecto que surge para dar respuesta a las nuevas necesidades derivadas de la propia realidad sociodemográfica de Castilla y León caracterizada por el acusado envejecimiento de la población y el incremento de personas mayores que viven solas (más del 25 % de las personas que superan los 65 años de edad), la dispersión poblacional y el carácter eminentemente rural de la población, ya que de las casi 105.000 personas dependientes con prestación reconocida en Castilla y León, el 56 % reside en municipios de menos de 20.000 habitantes.

Modelo “A gusto en mi casa”

El objetivo fundamental del programa “A gusto en mi casa” es que las personas mayores vivan en sus hogares de forma autónoma y para ello es imprescindible eliminar los riesgos existentes en sus hogares, y proporcionarles una serie de servicios y prestaciones “a la carta”, en función de sus necesidades y deseos que les permitan vivir conforme a sus proyectos de vida. Una labor que conlleva:

  1. Redefinir la manera de asistir con una atención planificada, desde las decisiones que adopta la persona mayor.
  2. Desarrollar nuevos roles profesionales para potenciar el plan de apoyos de cada persona como el coordinador de caso, el gestor de caso, el profesional de referencia y el asistente personal.
  3. Establecer una nueva forma de organizar los servicios, para que sean accesibles, ágiles y flexibles en su prestación.
  4. Apostar por la innovación y las nuevas tecnologías.
  5. Promover el voluntariado y el apoyo solidario de las personas del entorno.

Para trasformar los hogares en riesgo en hogares seguros, con esta nueva forma de atender a las personas, se determina el nivel de riesgo y el perfil de necesidad de la persona y se planifican las actuaciones necesarias como: adaptaciones de la vivienda que sean necesarias (en el cuarto de baño, eliminar barreras arquitectónicas, etc.), ayudas técnicas para la promoción de la autonomía, como grúas, sillas de ruedas eléctricas o productos de apoyo innovadores que incorporan las nuevas tecnologías como colchones o baños inteligentes, relojes con geolocalización o el denominado Asistente Virtual WELLCO. Este proyecto europeo que se lleva a cabo otros cuatro países (Dinamarca, Italia, Eslovenia y Países Bajos) sirve de complemento al modelo “A gusto en mi casa” y consta de una aplicación que funciona en un Smartphone o IPAD, y de una pulsera de monitorización que proporciona un asesoramiento personalizado a cada persona mayor y realiza un seguimiento constante de su día a día. Por ejemplo, le recuerda la hora a la que debe tomar su medicación, detecta si tiene la tensión alta e incluso puede reconocer un estado de ánimo bajo.

Desde esta experiencia está previsto extender en las mejores condiciones posibles este programa a todos los municipios de Castilla y León. Para ello, una vez finalizado se evaluarán y analizarán los resultados para, en colaboración con la Universidad de Valladolid, obtener las evidencias precisas que permitan poner en marcha el programa en toda la comunidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here