Consejos para ahorrar en la factura de la luz

0
81

El pasado 11 de julio el precio de la electricidad batió récords situándose en los 90,77 euros/ MWh, coincidiendo en plena ola de calor con valores de hasta 47 grados. En verano aumentan las temperaturas y, como consecuencia, los usuarios sufren un incremento en la factura de luz por el uso continuo del equipo de aire acondicionado y otros aparatos eléctricos. Pero la preocupación por la subida en la factura de la luz se prolonga ya durante varias semanas, de ahí la importancia de saber cómo podemos ahorrar en esas facturas y cómo hacerlo de forma sencilla, siguiendo unos prácticos consejos

Gana Energía, como asesores energéticos, ofrece una serie de recomendaciones para que los usuarios puedan ahorrar durante el verano en el recibo de la luz mediante un consumo responsable y eficiente. 

1.- Aprovechar la luz natural. Estamos en verano y los días son más largos, por lo que podemos reducir el consumo de la luz artificial. No siempre es necesario echar mano del aire acondicionado, uno de los electrodomésticos que más eleva la factura eléctrica. Los ventiladores generan corrientes de aire y refrescan la casa si se colocan en ventanas enfrentadas expulsando el aire caliente.

2.- Ventilación del hogar. Es recomendable ventilar la casa en las horas de menor temperatura, como las primeras horas de la mañana o durante la noche, así como aislar puertas, ventanas y suelos de la casa para mantener un clima agradable en el interior de la vivienda. Otras opciones son como bajar las persianas y cortinas durante las horas más calurosas del día o instalar toldos en las ventanas. Todo esto ayuda a ahorrar energía.

3.- Aire acondicionado. Si usamos aire acondicionado, se recomienda seguir unas pautas. Debe estar situado en un lugar con sombra y ventilado para evitar que se caliente. La temperatura idónea es de entre 24 ºC y los 26 ºC, y utilizar el modo ECO. También se recomienda programar el aparato para que se apague solo mientras dormimos. Es muy importante hacer un buen mantenimiento del aparato mediante la sustitución de filtros cada tres meses o cambio de estación, ya que esta limpieza evita que el polvo y la suciedad obstruyan los conductos, funciona mejor, la calidad del aire sea óptima y el precio de la factura sea menor.

4.- Electrodomésticos. Hay que acordarse de dejar todos los electrodomésticos del hogar en en standby y, en el caso de no necesitar ninguno, apagar el cuadro eléctrico. A la hora de escoger nuevos aparatos para tu hogar, escoge electrodomésticos de bajo consumo y bombillas LED que permiten conseguir un ahorro del 80% en el gasto de la luz.

Estas recomendaciones pueden ayudar al consumidor a reducir el uso de energía, pero no debemos olvidar que el mayor ahorro se encuentra en elegir una tarifa de luz que se adapte al consumo eléctrico y a las necesidades del cliente durante todo el año.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here